Recorrido por el Palacio Nacional de la Cultura

Quizás lo has visto en fotografías o sólo has pasado por afuera pero el Palacio Nacional de la Cultura tiene mucha historia que muchos guatemaltecos se están perdiendo. Por esa razón, realizamos un recorrido que te lleva a los lugares más importantes del lugar y también te informa datos históricos e interesantes que hacen que el Palacio cobre un nuevo significado.

El Palacio Nacional está ubicado en el Centro Histórico de la Ciudad de Guatemala y el punto de encuentro es la entrada donde encontrarás el “kilómetro cero”, es decir el punto donde inicia el conteo de los kilómetros para las carreteras.

Los recorridos inician generalmente cada media hora, a menos que haya un evento especial, por lo que tendrás que cerciorarte antes de llegar. El guía indica cuando es hora de iniciar y empieza el tour.

La historia del Palacio se remonta al gobierno del General Jorge Ubico. Se mandó a construir en 1939 y la inauguración fue hasta 1943. Hubo muchas personas involucradas en su construcción, desde el arquitecto Rafael Pérez (quien lo diseñó) hasta prisioneros de las cárceles que eran obligados a realizar este tipo de trabajo.

Una de las características más representativas es su color verde. Aunque no se sabe porqué se eligió este color, hay quienes dicen que era el favorito de la Señora de Ubico. Actualmente el Palacio Nacional ya no cumple sus funciones originales pues es utilizado en su mayoría para eventos artísticos aunque todavía se realizan algunos eventos del gobierno, como conferencias de prensa, juramentaciones de embajadores, entre otros.

Con un grupo de unas cuarenta personas, nos dirigimos al Monumento a la Firma de la Paz que se encuentra en uno de los patios principales. Costó Q. 125,000 (unos US$ 15, 200) y todos los días, a las nueve de la mañana (hora que se realizó la Firma de la Paz) se cambia la Rosa de la Paz. Muchas personalidades han realizado este importante acto.

Otra de las visitas más importantes incluye la Sala de las Banderas con sus pisos de madera, vitrales, decoraciones y el impresionante candelabro de cristales que se impone en el centro de la habitación.

Luego se llega a la Sala de Banquetes con vitrales de las diez virtudes que Ubico consideraba que todo gobernante debía tener. Estos fueron destruidos tras un ataque durante el Conflicto Armado Interno pero afortunadamente han sido restaurados.

Por los pasillos se van encontrando detalles muy interesantes: desde murales de artistas nacionales, un peculiar “semáforo” que indicaba cuando Ubico estaba en el edificio, adornos con fechas importantes como el descubrimiento de América o la Independencia de Guatemala en las columnas, pisos de madera, vitrales, en fin, el Palacio Nacional guarda la belleza y la elegancia con el que fue construido.

Había personas de todo tipo realizando el recorrido, niños, jóvenes y adultos. Al preguntarle a una joven madre sobre por qué había llevado a sus hijas, respondió: “creo que es muy importante que vengan a aprender de todo lo que hay aquí”. La señora Silvia Rosales comentó que a pesar de ser capitalina, nunca había pasado por el Palacio y que lo más memorable era la belleza de los vitrales.

Por su belleza y por albergar historia y cultura, te invitamos a visitar el Palacio Nacional de la Cultura. Mientras tanto, encuentras más información en las siguientes direcciones:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s